Portada

Vendedores del ‘timo sanitario’ del agua alcalina intensifican sus actividades en Torrelavega

-El agua alcalina ‘no previene, ni alivia, ni cura enfermedades como el cáncer, la fibromialgia y la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA)’, entre otras dolencias

-Organismos de salud internacionales alertan sobre estos “vendedores ambulantes sin escrúpulos”

-Personas sin ninguna cualificación médica dan, sin base científica, indicaciones de salud relacionadas con el agua alcalina que producen las máquinas vendidas mediante una estructura multinivel

Un documento de los vendedores de máquinas alcalinizadoras recomienda sustituir el omeprazol por "chupitos" de agua alcalina - Vendedores del timo sanitario del agua alcalina intensifican sus actividades en Torrelavega

Un documento de los vendedores de máquinas alcalinizadoras recomienda sustituir el omeprazol por “chupitos” de agua alcalina – Vendedores del ‘timo sanitario’ del agua alcalina intensifican sus actividades en Torrelavega

El agua alcalina ‘no previene, ni alivia, ni cura enfermedades’, según la opinión generalizada de toda la comunidad científica mundial y de varios organismos sanitarios. Sin embargo, en fechas recientes, vendedores del ‘timo sanitario’ del agua alcalina han venido intensificando sus actividades y su presencia en Torrelavega, a través de varios eventos y presentaciones.

En concreto, en un local cedido por el Ayuntamiento de Torrelavega a una asociación, se acogió una presentación de este agua falsamente milagrosa.

La ciencia y algunas agencias sanitarias a nivel internacional han refutado con dureza todas las afirmaciones en las que los vendedores del agua alcalina atribuyen a su producto falsas cualidades de prevención, alivio o sanación de graves enfermedades como el cáncer, entre muchas otras dolencias. No existe ninguna evidencia científica que corrobore las afirmaciones difundidas por los vendedores de este “producto milagro”.

En un documento, al que ha tenido acceso este periódico y que se distribuye entre los comerciales de una empresa multinivel que se dedica a vender máquinas de agua alcalina, incluso se llega al extremo de recomendar “sustituir el omeprazol” por “chupitos de 11.5” porque “neutraliza la acidez”, según se puede apreciar en la primera imagen que ilustra este artículo.

Además, en el mismo documento se recomienda utilizar este tipo de agua para desinfectar todo (equipo de cocina, loza, marmitas, cuchillería, paredes, baños, suelos, delantales de plástico, cepillos de dientes, cuchillos, tablas, paños de cocina, manos…) y “todo lo que quiera en grado estéril”, se afirma en la documentación.

También, según los vendedores, este agua sirve para “eliminar las manchas de la ropa sin quitar el color blanco, elimina las manchas de café y té de las tazas. Utilice este tipo de agua para limpiar y desinfectar los juguetes para bebés, sillas altas y zonas de cambiar pañales”.

En los documentos distribuidos por estos vendedores de máquinas de agua alcalina se hacen referencias a las investigaciones de Otto Warburg, que obtuvo el premio nobel en fisiología y medicina, pero fue por el descubrimiento de la “enzima amarilla”, aunque los comerciales manipulan y tergiversan las investigaciones de Warburg para realizar afirmaciones sobre la acidez, la alcalinidad y las enfermedades, carentes de ninguna base científica.

Otro de los grandes referentes de las dietas alcalinas a nivel internacional y autor de varios libros “best seller” es Robert Young, un ciudadano estadounidense sin formación médica que ha sido encarcelado en los Estados Unidos tras la muerte de pacientes a quienes conminaba a dejar la medicina tradicional para tratarse con la dieta alcalina en su rancho.

Las redes, plagadas de falsos informes y “testimonios” sin valor científico

Las redes sociales están plagadas de falsas atribuciones sanitarias sobre el agua alcalina, emitidas por personas sin cualificación médica

Las redes sociales están plagadas de falsas atribuciones sanitarias sobre el agua alcalina, emitidas por personas sin cualificación médica

Las Redes Sociales están plagadas de “testimonios” y “falsos informes científicos” que avalan las presuntas bondades sanitarias del agua alcalina, que se promociona a través de numerosas marcas en todo el mundo.

Muchas de estas marcas optan por sistemas de venta multinivel, que consiste en numerosas capas de vendedores y revendedores, lo que hace encarecer el precio del producto final cuando el último eslabón de ventas llega al consumidor final.

En el caso de algunas marcas de máquinas que producen el agua alcalina, a este sistema de ventas multinivel se añade la circunstancia de que ninguno de los componentes de la red de ventas tiene estudios médicos o formación sanitaria, pese a que difunden, en redes y otros medios de comunicación, multitud de afirmaciones sin base científica sobre presuntos efectos de prevención, alivio o curación del agua alcalina sobre la salud.

Las redes sociales como Facebook y Twitter están llenas de los habituales “testimonios” de presuntos usuarios de este tipo de técnicas no científicas, que suelen estar plagados de errores y falacias científicas, además de poder hacer referencia al conocido como “efecto placebo”, no atribuible a acciones reales del producto.

Para poder afirmar que un fármaco o producto sanitario funciona, los “testimonios” subjetivos no son válidos: es obligatorio seguir el método científico y tener ensayos clínicos fiables, algo de lo que carecen la práctica totalidad de los “productos milagro”, incluyendo los métodos para producir agua alcalina.

Alertas de organismos sanitarios internacionales contra estos “vendedores ambulantes sin escrúpulos”

Varios organismos y autoridades sanitarias internacionales como la FDA norteamericana, el departamento homólogo de Filipinas o Japón han negado con rotundidad que el agua alcalina tenga algún tipo de efecto sobre la salud. Algunos de estos organismos han emitido alertas para que la población no caiga en las “afirmaciones falsas” sobre los efectos sanitarios de la alcalinidad.

"Beber agua alcalina, oxigenada o ionizada no cambia el nivel de pH de la sangre", se afirma textualmente en la alerta emitida por la FDA.

“Beber agua alcalina, oxigenada o ionizada no cambia el nivel de pH de la sangre”, se afirma textualmente en la alerta emitida por la FDA.

En concreto, en una de las distintas alertas se aconseja a los consumidores “no caer presa de estos vendedores ambulantes sin escrúpulos”.

“Beber agua alcalina, oxigenada o ionizada no cambia el nivel de pH de la sangre”, se afirma textualmente en la alerta emitida por la FDA. También se recuerda que las afirmaciones terapéuticas sobre el agua potable deben estar “respaldadas por ensayos clínicos válidos”.

Comments are closed.