Otras noticias

Torrelavega tendrá una Escuela Regional de Cata

La Comisión de Desarrollo Local ha valorado hoy positivamente la puesta en marcha de una Escuela Regional de Cata por parte de una entidad privada en el Centro de Promoción e Innovación Tecnológica (CPIT). Así lo ha expresado la concejal del área, Marta Pérez Estébanez.

El Ayuntamiento de Torrelavega cederá gratuitamente, durante un año, diversos espacios en el CPIT a la asociación sin ánimo de lucro denominada “Escuela de Cata y Análisis Sensorial” con el objetivo de que esta asociación pueda desarrollar talleres y actividades de promoción de los productos agroalimentarios de Cantabria, además de estimular la creatividad y la mejora de la producciones y la colaboración entre los distintos colectivos profesionales.

Los talleres y actividades organizadas por la asociación se llevarán a cabo en la entreplanta del CPIT y para ello se hará uso de algunos espacios y servicios comunes con el resto de actividades que se desarrollan en este centro. El resto de condiciones particulares de la cesión se recogerán en un convenio que suscribirá el Ayuntamiento con los responsables de la asociación, una vez éste sea aprobado por la Junta de Gobierno y se concluyan todos los trámites administrativos.

Pérez Estébanez ha destacado que el CPIT se está convirtiendo en una cantera de buenos proyectos relacionados con los productos agroalimentarios, y ha recordado que ya tiene licencia la empresa Destilería Siderit S.L, una microdestilería que pretende elaborar ginebra y vodka.

La asociación “Escuela de Cata y Análisis Sensorial” es una entidad constituida el pasado 11 de julio de 2012, que está presidida por Roberto García Corona. Su vicepresidente, José Luis Gutiérrez Díaz, produce en fase experimental una cerveza bajo la marca “La Mozuca” en las instalaciones del CPIT y es gerente del laboratorio “Pepanpi” ubicado también en el Centro de Innovación Tecnológica, donde se llevan a cabo proyectos de seguridad alimentaria, análisis de aguas y alimentos, consultoría, formación y proyectos de I+D+I relacionados con la inocuidad de los alimentos.

La escuela, ha explicado la edil, procederá durante el primer año a reunir a todas las empresas de la región dentro de la asociación. Al ser la misma gratuita (no existen cuotas de pago) ‘las empresas se irán sumando y con ello se pretende durante este año agrupar al número máximo posible de compañías’.

Estableciendo un grupo de 10 colectivos, gremiales (panadería, pastelería, bebidas, hostelería, cárnicos, lácteos, pescados, distribución, frutas y verduras) se determinará un comité de cata de doce personas para cada colectivo representado por los mismo empresarios.

Estos comités de cata, organizados de manera adecuada, procederán posteriormente a su organización, a la entrega de un sello de calidad, producto local, producto recomendado, en función de los concursos desarrollados durante el año.

Se desarrollará formación encaminada al conocimiento del análisis sensorial, dentro de las mismas empresas y al desarrollo en segundo término de productos funcionales de segunda generación.

Comments are closed.