Otras noticias

Revilla inauguró la IX Feria de Antigüedades de Cantabria

 

screenshot225.jpg

Ángel Agudo, Blanca Rosa Gómez Morante, Miguel Ángel Revilla y Javier López Marcano

    El Presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, inauguró ayer en Torrelavega la IX Feria de Antigüedades de Cantabria, que podrá visitarse hasta, el próximo domingo, en el recinto ferial ‘La Lechera’. Revilla, tras recorrer los diferentes expositores, ha destacado la “plena consolidación” de esta feria “clásica” e “histórica” y confía en que el balance final sea “positivo”, a pesar del momento actual de desaceleración económica. “Será un buen test para saber cómo está el bolsillo de la gente”, ha afirmado, aunque considera “probable” que la crisis produzca “alguna merma”. Sin embargo, para el Presidente, ya es importante que, ante esta coyuntura desfavorable, “tengamos el recinto lleno”, lo que en su opinión demuestra “el tirón de Torrelavega como lugar de ferias”. Revilla estuvo acompañado, entre otras autoridades, por los consejeros de Economía y Hacienda, Ángel Agudo, que a su vez es presidente del Consorcio Feria de Muestras de Cantabria (FMC), y Cultura, Turismo y Deporte, Francisco Javier López Marcano; la alcaldesa de Torrelavega, Blanca Rosa Gómez Morante, y el organizador de la Feria, Josep María Camps.

 

 

    Por su parte, Blanca Rosa Gómez Morante mostró su satisfacción por el amplio número de expositores presentes, una “oferta muy atractiva para todos los bolsillos” -ha dicho-, al tiempo que reiterado la intención del Consorcio de “darle continuidad” en futuras ediciones. Anticuarios y almonedistas de España, Francia y Alemania exhibirán, hasta el próximo domingo, en horario de 11:00 a 21:00 horas, cerca de 35.000 piezas de todos los tamaños, distribuidas en 78 expositores. 5.000 metros cuadrados dispone este espacio ferial donde el visitante podrá encontrar joyas, bisutería, muebles, lámparas, piezas de coleccionistas, antigüedades deportivas, etc., eso sí, con el único requisito de tener más de 40 años, que es la edad necesaria para que un objeto se considere como almoneda. En cambio, se cataloga como antigüedad cuando supera la centena. Los precios oscilan entre los tres y los varios miles de euros, y, al tratarse de una feria de desembalaje, los interesados podrán comprar directamente los objetos expuestos. El precio de entrada es de tres euros.

Comments are closed.