Editorial

Renovación estructural

{xtypo_dropcap}S{/xtypo_dropcap}e confirmó la peor de las noticias, el cierre de Nueva Papelera de Besaya, y la extinción del centenar de contratos de los trabajadores.

La comarca del Besaya, dentro de un contexto a todas luces difícil en todas partes por culpa de la crisis, concentra una preocupante cifra de paro, y por lo tanto esta fatal noticia no aporta buenas expectativas de futuro a corto y medio plazo. Torrelavega necesita un motor económico para volver a poner en marcha la economía local y dar trabajo a los miles de parados de la zona.

A los trabajadores de Nueva Papelera se les ha ofrecido una difusa "recolocación" en otras empresas, a través de cursos remunerados, algo que se puede interpretar únicamente como un intento del gobierno cántabro de salvar los muebles ante esta triste situación.

No podemos olvidar que el problema del paro tiene una vertiente estructural, y de cambio de actitudes, con una economía basada en construcción y turismo, olvidando otros segmentos de negocio, nuevos e interesantes, que nuestros gobernantes, de distinto color y alojados bajo diferentes siglas, parecen despreciar una y otra vez.

 

Comments are closed.