EconomíaEmpleoPortada

Puesta la primera piedra de Dimantia, nueva fábrica de anchoas en el polígono Tanos-Viérnoles

cantabria_diario_fotografias3493

  • Dará trabajo a 20 personas

Alrededor de un centenar de personas ha asistido este martes a la puesta de la primera piedra -simbólica, porque la obra ya tiene avanzada la estructura de la nave- de Dimantia, la nueva fábrica de anchoas ‘gourmet’ que se instala en el polígono de Tanos-Viérnoles.

El acto ha contado con la presencia del Presidente de Cantabria, Ignacio Diego, la alcaldesa de Torrelavega, Lidia Ruiz Salmón, entre otros destacados políticos y empresarios.

El 80% de la producción se exportará

Fermín García-Balbás, conocido empresario local e impulsor de la iniciativa, ha afirmado que las anchoas Dimantia son un producto “gourmet” y que la filosofía de la marca se basa en la calidad. El 80% de la producción se destinará al mercado extranjero, a países como Estados Unidos, Rusia, otros europeos, árabes y sudamericanos

Está prevista la finalización de las obras de la nave a finales de 2015, y la fábrica, al abrir, dará empleo a 20 personas.
Según datos de García Balbás, en esta fábrica se prevén contratar a unas 60 o 70 mujeres en tres años y, en ese proceso, se dará prioridad a aquellas que estén en riesgo de exclusión social.

Por su parte el presidente regional, Ignacio Diego, ha felicitado a los promotores de la iniciativa y les ha deseado el ‘mejor éxito, tanto por ‘el bien’ de los socios como el de Cantabria y el de la comarca del Besaya’.

La inversión en este proyecto ronda los 3 millones de euros, en dos fases, la primera de 1,6, cantidad de la que hay unos 600.000 euros de dinero público procedente tanto de fondos europeos, como del Gobierno central y del de Cantabria, según ha informado el Ejecutivo regional.

Una de las novedades del producto, apuntadas por David Iglesias, director de la empresa, es que no se comercializará en lata, sino en un envase realizado de krion, un material que, según Iglesias, ‘nunca ha sido usado en el sector agroalimentario’, un material “aséptico”, que le dará una mayor “prestancia” al producto, si bien supone un incremento del coste. Y para garantizar aún más la calidad, Iglesias ha apuntado que las mujeres de esta planta contarán con lupas de aumento para que en el producto acabado no se encuentre ‘ni una espina’.

Comments are closed.