EconomíaEmpleoOpinión / Firmas (Tribuna libre)

Papelera de Besaya: un acuerdo para una salida compartida. La lucha continúa

Escrito por Mateo Rodríguez Andrea, Secretario general de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CC OO de Cantabria y Raúl Liaño Garallar, Delegado de CC OO en la comarca de Torrelavega

{xtypo_dropcap}E{/xtypo_dropcap}l objetivo compartido por todos, Gobierno, trabajadores, sindicatos, partidos políticos y ciudadanía, que no era otro que el mantenimiento del empleo y la viabilidad de la empresa, se ha conseguido con el acuerdo entre el Instituto Cántabro de Finanzas (ICAF) , y los responsables (al menos, por esta vez sí parece que lo han sido) de Papelera. Un acuerdo que fue imposible alcanzar entre empresas, pero que al final se pudo conseguir por la fuerza de la razón de los trabajadores y por el firme compromiso del Gobierno de Cantabria de encontrar una solución al problema.  

En la salida a la crisis de Papelera de Besaya cada parte ha cumplido con su papel. Todos hemos hecho los deberes. Los trabajadores, con los sindicatos de clase a su lado, y con el respaldo de la ciudadanía, se han movilizado desde el primer día hasta la salida del encierro el pasado día 10 de marzo. El Gobierno, cumpliendo su compromiso; empezando por sentar a la mesa a las empresas y, ante la imposibilidad de un acuerdo sólo entre ellas, terminó liderando una solución compartida implicándose a través del ICAF. Y, finalmente, las empresas, que han entrado en un acuerdo que debe servir para despejar las incertidumbres sobre el proyecto y futuro industrial para la Papelera.

Después, ya en lo inmediato, el Juzgado de lo Mercantil tendrá que hacer su papel en el concurso de acreedores presentado, designando a una administración concursal que debe velar por la conservación de la empresa teniendo en cuenta el acuerdo por su viabilidad, a la vez que se liquidan deudas con los acreedores. Si eso se da, el tejido industrial de Torrelavega seguirá contando con su Papelera. Si la inversión inicial del Gobierno merece la pena, no lo es sólo porque la empresa sea viable, (que es fundamental que así lo sea y nadie lo discute), sino porque adquiere activos limpios, y ente ellos el más importante, el mejor activo productivo, el más tangible: sus trabajadores. Gente joven en su gran mayoría, con experiencia, formada, capacitada y, sobre todo, con unas ganas enormes de sacar la empresa adelante. Trabajadores que han sabido defender con dignidad, con determinación y responsabilidad sus puestos de trabajo. Trabajadores “de ahora” que han respondido como “los de antes”, como “los de siempre”, desde la pancarta, la asamblea y la octavilla pasando por la recogida de firmas, la manifestación y el encierro hasta movilización en el ciberespacio de los “blogs”, páginas web, foros y sms.

Desde que se “cortó el vapor” a la fábrica, allá por el mes de junio de 2009, los trabajadores han estado unidos en torno a una pancarta que rezaba lo que finalmente se ha conseguido: “Viabilidad para la empresa. Futuro para los trabajadores”. En esta lucha, a los que hicimos los deberes se nos reconocerá por ello, cada cual en su papel y con sus ideas. Pero sí es de destacar y de agradecer las innumerables muestras de apoyo anónimo, de empresas de Torrelavega que han ayudado a los trabajadores; agrupaciones deportivas que se pusieron tras la pancarta; la solidaridad de sindicalistas de otras empresas, a los medios de comunicación que han dado cuenta de lo acontecido y, cómo no, a los ciudadanos solidarios de Cantabria y en especial de Torrelavega. La unidad sindical sin fisuras y sin protagonismos, apoyándose en el Comité de Empresa, con secciones sindicales fuertes, con la vista puesta en que sin empleo no hay futuro, con respaldo social y legitimando las reivindicaciones con la ciudadanía, es el mejor certificado de calidad para los intereses de los trabajadores.

Una vez más, Torrelavega ha dado un ejemplo de lucha obrera y de solidaridad. Un hecho más para estar orgulloso de esta ciudad y de sus gentes. Un hecho más para estar orgulloso de ser de Torrelavega. La crisis, la mas grande, se esta llevando muchas cosas por delante. Miles de trabajadores han perdido ya su empleo comprometiendo, por ello, su futuro. Muchas empresas están siendo devoradas por la crisis económica. Aquí tenemos un acuerdo para Papelera de Besaya que es un ejemplo para encarar los desafíos. Los esfuerzos compartidos son una buena puerta para salir de la crisis. En pocos días, se ha pasado de hablar de extinción de contratos y desempleo, a hablar de empleo y de futuro.

El acuerdo avalado por el Gobierno regional es la clave de bóveda para garantizar el futuro industrial para Papelera de Besaya. Ese acuerdo siembra certidumbre. Donde antes no la había, ahora hay esperanza, pero mal haríamos si nos dejamos deslumbrar por la luz larga del acuerdo. Hay motivos para el optimismo pero ninguno para relajarse y confiar mirando para otro lado. La lucha continúa.

David Laguillo
David Laguillo (Torrelavega, 1975) es un periodista, escritor y fotógrafo español. Desde hace años ha publicado en medios de comunicación de ámbito nacional y local, tanto en publicaciones generalistas como especializadas. Como fotógrafo también ha ilustrado libros y artículos periodísticos. Más información en https://davidlaguillo.com/biografia/

Comments are closed.