Opinión / Firmas (Tribuna libre)

Mis razones

Por Raúl Liaño Garallar, candidato de IU a la Alcaldía de Torrelavega

Raúl Liaño (IU)

Raúl Liaño (IU)

Desde que hice pública mi intención de presentarme como candidato de Izquierda Unida a la Alcaldía de Torrelavega he tenido que contestar muchas veces las mismas preguntas: ¿Por qué lo haces? ¿Por qué te metes en esos rollos? ¿Qué ganas con ello? ¿Qué necesidad tienes de meterte en estos líos con lo tranquilo que podías estar? …
Y es que mis familiares, amigos, compañeras y compañeros de trabajo, es decir, la gente de mi entorno, saben que no soy una persona que pretenda ser “profesional de la política”. En primer lugar porque no creo ni que sea bueno para los ciudadanos y las instituciones, ni que sea la mejor aspiración para una persona pretender vivir de la política. Creo oportuno hacer esta aclaración porque también me he encontrado con los típicos comentarios, siempre medio en broma medio en serio, de “otro que va a pillar sillón”, “ya vas a por el sueldo”, etc. Tengo que decir, y lo creo sinceramente, que la mayoría de las personas que se presentan a las elecciones en el ámbito municipal, en todos los partidos, lo hacen de manera altruista y desinteresada, y muchas veces tienen más que perder que ganar. En mi caso particular, no tengo la más mínima intención de dejar mi actual trabajo en el que me encuentro muy a gusto, entre otras cosas porque me permite conciliar muy bien mi vida familiar y laboral, y porque, sobre todo, para que nos vamos a engañar, el sueldo de cargo electo municipal no alcanzaría la retribución que percibo en mi desempeño profesional en la empresa privada.
Por tanto, mis motivaciones son otras y variadas. Y dado que he tenido que explicárselas a muchos en mi círculo más cercano, creo que puede ser también del interés de muchos de los ciudadanos y ciudadanas que van a ejercer el derecho al voto en nuestra ciudad.
Lo primero que he de decir es que la Asamblea local de IU Torrelavega la formamos un grupo de ciudadanos y ciudadanas de Torrelavega, de todas las edades y de profesiones muy variadas, que llevamos trabajando más de 2 años con el único objetivo de mejorar las condiciones de vida de los y las torrelaveguenses y por ende mejorar la ciudad. Siempre con claros principios de Izquierda como son la Justicia Social, la redistribución de la riqueza, la exigencia del cumplimiento de derechos humanos como son para nosotros el tener cubiertas las necesidades básicas más elementales que a día de hoy muchos de nuestros vecinos y vecinas las tienen sin cubrir, el derecho a una vivienda y a un trabajo dignos, la protección del medioambiente y mejora de la calidad del aire, el transporte sostenible…
Han sido unos años de trabajo intenso, dedicación, de quitar tiempo a la familia, a los amigos, al ocio, al descanso. Pero sin duda, ha merecido la pena, porque he conocido muchos compañeros y compañeras. Algunos no pueden dedicar todo el tiempo que les hubiera gustado por trabajo, por estudios, por obligaciones familiares, etc. Se han ido incorporando tras asistir a alguna de nuestras asambleas al enterarse por algún amigo o por las redes sociales. Hasta llegar a este momento en el que no exagero cuando digo que a mis compañeros y compañeras de Asamblea los considero como parte de mi familia. Y es así porque he descubierto el significado de trabajo en equipo, de solidaridad, de ilusión, de entrega desinteresada, de pasión por unas ideas, de lo que son unos Principios. Sirva como ejemplo que cuando ha llegado el momento de decidir, entre todos y todas, la confección de la candidatura electoral, nadie tenía el afán o la ambición de estar por delante de nadie o destacar. Es cuanto menos chocante si lo contrastamos con las disputas y luchas internas que se dan en otros lugares y que a mi personalmente me dan vergüenza ajena.
Estas son quizás las principales razones por las que he afrontado este reto que para mí supone un sacrificio muy grande, a la vez que una gran responsabilidad: El EQUIPAZO y El PROYECTO ambicioso que tenemos para la ciudad.
Pero no puedo negar que hay otros muchos porqués que me han hecho decidirme a dar este paso que para mí no ha sido nada fácil, como por ejemplo:
Que siga habiendo oprimidos.
Que una minoría controle la riqueza y los medios de comunicación.
Que tengamos un sistema financiero canalla que no está al servicio de la sociedad.
Que tengamos vecinos, amigos, familiares que no tienen cubiertas sus necesidades más básicas al no poder hacer 3 comidas diarias, o que se ven obligadas a pasar frio, o a elegir entre tomar la medicación o comer, o tienen que vivir de la pensión del abuelo.
Que en nuestra ciudad se respire un ambiente sucio, y no haya ideas para sacar a Torrelavega del letargo en el que vive.
Que no exista voluntad política de servicio y firmeza para afrontar los retos que nuestra ciudad necesita.
Que los ciudadanos y ciudadanas no seamos escuchados ni consultados en la toma de decisiones trascendentales para el futuro de nuestra ciudad.
Que exista corrupción y ciudadanos cómplices que la consientan con un voto irresponsable.
Que la cultura democrática en nuestro país siga siendo deficiente, sobre todo porque así lo quieren quienes controlan los medios de comunicación y la formación.
Que se dilapiden cientos de miles de nuestros euros en campañas para promocionar el comercio y hostelería local, y cuyo fracaso es más que patente.
Que se desprecie a la cultura y a los artistas locales.
Que no se respete, o se maltrate a los animales
Mientras siga habiendo injusticias seguiremos siendo necesarios y necesarias, diría incluso imprescindibles, personas que creamos que otro mundo es posible. Y cuando digo esto no pienso sólo en las personas que formamos parte de IU sino en todas aquellas personas que coincidimos en el análisis y en las soluciones a todos estos problemas, independientemente del partido político con el que simpaticemos o que no lo hagamos con ninguno en particular.
Por eso, y porque somos soñadores, y como he dicho anteriormente, creemos en un mundo mejor, en una ciudad mejor, desde IU seguimos confiando en construir un frente común de Izquierda en Torrelavega.
Si, lo sé. Sé que lo estás pensando: creo en las Utopías. ¿Sabes por qué? Porque estoy convencido de que el escritor Anatole France tenía razón cuando decía: “La Utopía es el principio de todo progreso y el diseño de un futuro mejor”.

P.D.: Acuda a votar. No renuncie a ese derecho que tantas vidas y sangre costó.
Ah, y por favor, analice su voto. Escúchenos a todos, y reflexione antes de votar.

¡Salud!

Comments are closed.