Portada

Las obras de Liberbank, ilegales

Ayer Liberbank presentó a la prensa sus nuevas oficinas / Las obras de Liberbank, ilegales

Liberbank presentó ayer a la prensa sus nuevas oficinas / Las obras de Liberbank, ilegales

El concejal de Urbanismo y Vivienda del Ayuntamiento de Torrelavega, Jose Otto Oyarbide Diedrich, ha informado mediante un comunicado de la orden dada a una conocida entidad financiera que en fechas recientes ha remodelado siete de sus oficinas en la ciudad. Liberbank presentó ayer a la prensa las nuevas instalaciones, mediante un recorrido por la oficina principal de Torrelavega, ubicada en la calle José María de Pereda.

Según explica Oyarbide, “esta entidad financiera ha vendido a ‘bombo y platillo’ las obras realizadas en sus oficinas, pero hemos podido comprobar que las mismas se exceden de lo que, en un principio, habían tramitado ante el Ayuntamiento. Ahora tienen un plazo de dos meses para legalizar estas obras, de lo contrario ya saben lo que pasará: orden de derribo. En cualquier caso, les vamos a sancionar económicamente”.

Con esta información, el edil de Urbanismo traslada e informa del control que el Ayuntamiento tiene sobre todas las obras que se realizan en el término municipal de Torrelavega, ya sean de particulares, de comercios, de medianas y pequeñas empresas, o de entidades financieras, como en este caso.

“Siempre que haya una denuncia desde Urbanismo requerimos la legalización de la obra, en el supuesto de que sea posible, o la restitución a su estado original. Y, aún cuando en ocasiones no haya denuncia, como en el caso comentado de esta entidad financiera, también estamos pendientes de la estricta realización de las obras según la licencia concedida”, explica Oyarbide.

La conocida entidad bancaria solicitó permiso de obra a finales de marzo, pero una vez avanzadas las mismas se ha comprobado que en todos los casos se han materializado actuaciones mayores a las presentadas y solicitadas ante la Gerencia de Urbanismo, tales como redistribución de espacios interiores, nuevos tabiques, o supresión de espacios. Lo cual no constaba en la tramitación de la solicitud de licencia de obra.

Para Jose Otto Oyarbide, concejal de Urbanismo, este problema, pese a ser algo solucionable, tiene cierta gravedad, “al tratarse de una entidad que recientemente ha anunciado como una gran mejora en su atención al público todas estas obras. Sabemos que van a legalizar las obras, o eso esperamos. En cualquier caso, esta entidad y todos los ciudadanos tienen que saber que quien no tramita licencia de obra o no legaliza las obras ilegales, pagando las correspondientes tasas e impuestos, corre el riesgo de que finalmente se acaben derribando las mismas”.