CulturaOtras noticias

La muerte de una vaquilla empaña el encierro en Tanos

    El encierro de vaquillas en Tanos, al que asistieron 1.500 personas en la noche del viernes madrugada del sábado, vivió momentos muy complicados, que derivaron en la muerte de una vaquilla, a causa de asfixia por la espuma preparada para la fiesta. El animal fallecido pudo ahogarse con esa espuma emitida por un cañón, y no pudo ser reanimado pese a los intentos de parte del público.

    Las vaquillas suscitaron las quejas del público, por su escasa fuerza, e incluso hubo personas que comentaron "parece que las vaquillas están drogadas", cuando vieron cómo los animales salían sin fuerza e incluso tropezándose.

    La poca duración y baja calidad del espectáculo ofrecido suscitó las iras del público asistente, que trataron de pedir al empresario taurino y sus trabajadores la devolución del importe de la entrada, siendo necesaria la intervención de la Policía Nacional y Local.

    El espectáculo de encierro de vaquillas había vuelto a celebrarse tras varios años de suspensión por la muerte de un joven corneado por un animal, y aún quedaban varias ediciones más en las presentes fiestas de Tanos 2008, pero tras este triste suceso, la comisión de fiestas ha decidido suspender las actuaciones pendientes.

Comments are closed.