La Mancomunidad Miengo-Polanco inicia una nueva etapa con Pedro Galnares como presidente

Polanco, 18/julio/2019.- La Mancomunidad Miengo-Polanco acaba de iniciar una nueva etapa con la constitución de su pleno y la designación del presidente para los próximos dos años, que ha recaído en la persona de Pedro Roca Galnares, así como con el objetivo de regularizar el funcionamiento de la institución y potenciar los proyectos de formación y empleo.

Pedro Roca Galnares, que es concejal regionalista de Empleo y Protección Civil en Polanco, estará acompañado como vicepresidente en la Mancomunidad por el edil de Miengo Ángel Herrera Vélez (PRC), que una vez transcurridos los dos años asumirá la presidencia de la entidad, en virtud de los estatutos que establecen la rotación de cargos.

En el inicio de su mandado, el nuevo presidente de la Mancomunidad ha promovido la constitución dela Comisión Especial de Cuentas que el lunes celebrará su primera reunión con el objetivo de regularizar el estado contable de la entidad tras el parón que se produjo a final de la pasada legislatura debido a la postura del anterior presidente, Felipe Tapia Salces, en relación con los talleres de empleo.

Pedro Roca Galnares asegura que el principal objetivo de su mandado en esta nueva etapa es “poner todo en orden” dentro de la Mancomunidad, en especial en el aspecto económico, y conseguir que la “vuelva a la normalidad”, incentivando los proyectos de empleo y de Escuela Taller, que fueron el motivo por el cual se creó la institución.

En este sentido, resalta la necesidad de conseguir “un cambio en el modelo de gestión” y “una mayor implicación” de la Agencia de Desarrollo Local (ADL) en la selección y gestión de los cursos y de las actividades formativas.

La intención de cara al futuro es solicitar los talleres más adecuados a los perfiles de los desempleados de Miengo y de Polanco, para que el mayor número de ellos se beneficien de estos programas de mejora de la empleabilidad, ya que ello redundará en un aumento de la efectividad de los recursos económicos que se destinan
a los mismo.

Además, avanza como otro objetivo es de superar la paralización en la gestión que se produjo al final del anterior mandato y también retomar “la buena sintonía” entre los representantes políticos de los dos ayuntamientos “por el buen funcionamiento de la Mancomunidad”.