Mar de fondo | Manuel Haro Alcalde

La imagen

Escrito por Manolo Haro, periodista

damblam119.jpg {xtypo_dropcap}Q{/xtypo_dropcap}uedarse con una imagen de la tragedia de Haití, puede resultar fácil o difícil. Depende de lo que busquemos. El drama se escenifica en miles de rostros asustados, destrozados, hundidos…

El panorama es desolador. La sensación de impotencia no es nada, con lo que deben sentir las víctimas, si es que les queda capacidad de sentir. Eso sería lo terriblemente "fácil", porque escenas hay para no acabar. En busca de lo difícil, aparece una fotografía que, no se si acertadamente o no, ha merecido los "honores" de portada en algún periódico de papel.

En ella, dos jóvenes maniatados yacen boca abajo, acribillados a tiros. Y para que no quede ninguna duda, se acompaña de un pie aclaratorio, "justificando" el hecho -¿justificando?-, aseverando que se trata de evitar saqueos, cuando, tal vez, se trate de supervivencia. Pero me quedo con "La imagen". La vi en algún telediario de fin de semana. Me quedé con ella y verán por qué:

El Presidente Obama reunió a sus predecesores Bush y Clinton. En principio, extrañaba un poco la imagen. Los tres juntos. Algo así como un compromiso de implicación ante una tragedia que, directa o indirectamente, nos debe afectar a todos.

La reconstrucción de un país, considerado el más pobre de América ya antes del terremoto, conlleva un compromiso que el propio Obama encabeza y, a la vista del gesto de los anteriores presidentes, da la sensación de que no van a defraudar. De que están dispuestos a anteponer la condición humanitaria a cualquier interés político.

Si la fotografía no se queda en eso y da paso a la accion, estaremos ante un ápice de esperanza y solidaridad que, a largo plazo -la tarea no es fácil-, puede y debe redundar en una recuperación que, insisto: no será fácil. La imagen. ¿Por qué será que, casi sin darme cuenta, me inspira otra que, por el momento, parece poco probable?.

Se trata de la que ayudaría mucho a superar la palabra más repetida en nuestro vocabulario en los últimos tiempos: crisis. ¿Se imaginan un acercamiento entre los responsables políticos de nuestro país para, entre todos, comprometerse a "arrimar el hombro", ajenos a constantes cruces de desacuerdos, por decirlo suavemente?. Seguramente que tirando todos del mismo lado de la cuerda, las cosas mejorarían para el bien de todos. Es la foto que nos gustaría. La del compromiso. La que ayudaría a "templar gaitas". En definitiva: "la imagen".

Comments are closed.