Regional

La Guardia Civil de Tráfico detiene al conductor de una moto que circulaba a 131 km/h por una travesía limitada a 50 en Carandía de Piélagos

2008-01-15_111226.jpgEl detenido ha sido puesto a disposición judicial, de acuerdo con lo establecido en la reciente reforma del Código Penal.
 
La Guardia Civil de Tráfico ha detenido al conductor de una motocicleta por circular a gran velocidad, superando el límite máximo permitido.
 
En concreto, el pasado día 10 de enero, un radar móvil de la Agrupación de Tráfico situado en el punto kilométrico 131,200 de la carretera nacional 623 en la localidad de Carandía (Piélagos) detectaba a una motocicleta circulando a una velocidad de 131 kilómetros a la hora por una travesía urbana en la que la velocidad máxima permitida está fijada en los 50 kilómetros a la hora.  
 
En el que momento en que fue detectado por el equipo radar móvil, el conductor de la motocicleta fue detenido en el acto por agentes de la Guardia Civil, que lo arrestaron por conducción temeraria.
 
En concreto, la motocicleta circulaba a una velocidad superior en 80 kilómetros a la hora a la permitida, motivo por el que, de acuerdo con la reciente reforma del Código Penal, su conducta puede ser constitutiva de delito.
 
Los agentes, tras detener al conductor de la motocicleta, lo pusieron a disposición judicial.  
 
 

Comments are closed.