Portada

La Guardia Civil de Polanco detiene a una pareja por estafar a dos concesionarios de coches

  • Lograron apropiarse de dos vehículos de alta gama en Badalona (Cataluña) y en Puente Arce (Cantabria)

17 de julio de 2020. Agentes del Puesto de la Guardia Civil de Polanco detuvieron en la tarde de ayer a una pareja con las iniciales A.S.B y R.L.P ambos de 40 años de edad y con domicilio en la localidad de Miengo (Cantabria), como presuntos autores de dos delitos de estafa.

A primera hora del día de ayer, el Puesto de la Guardia Civil de Polanco recibió, una denuncia interpuesta ante la Policía Autónoma de Cataluña en la localidad de Badalona, por un presunto delito de estafa, cometido al realizar una compra de un vehículo de alta gama, en un negocio de compra venta de vehículos en la misma localidad.

En ese momento, los agentes, pusieron en marcha un operativo con el fin de localizar a estas dos personas e intentar aclarar los hechos.

Pasadas las 20:30 horas del mismo jueves, una patrulla localizó a la mujer mientras accedía a su domicilio circulando con el turismo que supuestamente había estafado en Badalona. Mientras se identificaba a la mujer, los agentes se percataron, que en el parking de la vivienda, estaba estacionado un segundo vehículo de alta gama, por lo que decidieron investigar su procedencia.

Gracias a estas pesquisas, se pudo averiguar, que éste segundo turismo, había sido adquirido por medio del engaño en un concesionario de compra venta de la localidad de Puente Arce (Cantabria).

Modus operandi

En ambos casos, la pareja obró de la misma manera.

En un primer momento, buscan vehículos en páginas de Internet dedicadas a la compra venta de vehículos. Cuando localizan un turismo concreto, se ponen en contacto telefónico con el propietario, interesándose por el vehículo anunciado.

Posteriormente, tanto los detenidos como las víctimas, se ponen de acuerdo en las condiciones y en el precio de los coches. A continuación, la víctima, recibe en su teléfono, un pantallazo donde queda reflejado el abono de la señal acordada.

Seguidamente, los detenidos, se personan en el concesionario y muestran un nuevo pantallazo, con un segundo abono en el que aparece el resto del dinero acordado, por lo que las víctimas hicieron entrega de los vehículos con sus respectivos contratos de compraventa y sus correspondientes fichas técnicas. En ambos casos se llegaron a transferir de manera ficticia 29.500€.

La pareja, lo que hizo, fue llevar a cabo transferencias diferidas, por las cuales, obtienen un comprobante de una transacción económica días antes de que ésta ocurra, y cuando llega la fecha para que se produzca la operación bancaria, ésta, no tiene lugar ya que no hay fondos en esa cuenta.

Por estos dos hechos, la pareja fue detenida como presuntos autores de dos delitos de estafa.

Sin comentarios.