EconomíaEmpleoOpinión / Firmas (Tribuna libre)

La gallina ciega

Escrito por Justino Sánchez Gil, Secretario General comarcal del sindicato USO Saja-Besaya

mircicanius085.jpg {xtypo_dropcap}Q{/xtypo_dropcap}uizá el maestro se sorprendería al saber que una de sus pinturas más famosas, "La gallina ciega", cobraría plena vigencia y simbolismo en su sufrida España un siglo más tarde. No resulta difícil situar en el lienzo de Francisco de Goya, a un apurado Zapatero, ojos vendados y garrote en ristre, en medio de un corro de esquivos ciudadanos, que agarrados de la mano, intentan evitar el efecto en sus cabezas de sus garrotazos.

El primero, en la frente, fue directo a la educación; la competitividad y el empleo fueron seguidos, luego la amenaza de garrotazo a los confiados trabajadores que dan los últimos giros en el corro de su vida laboral mediante el pensionazo; le sigue una subida de impuestos que va a dejar más chinchones todavía a las clases sociales más desfavorecidas. Las viudas en capilla.

Los acontecimientos parecen precipitarse. Después de muchas y entretenidas vueltas repartiendo memorias históricas aquí, alianzas de civilizaciones por allá y siempre con un buenismo a cuestas tan infantil como ridículo, los mercados internacionales le han bajado la venda para que contemple el paisaje de su gestión, un país con su crédito en caída libre y con más de cuatro millones de ciudadanos parados.

El problema viene cuando asustado por la visión, y convencido que todo es fruto de un contubernio exterior, con una mano se ha vuelto a subir la venda y con la otra se prepara para repartir castañas sin ton ni son. Y esto a los españoles nos suena familiar. En el ámbito más cercano, más de lo mismo. Un presidente regional empeñado en ser para los cántabros ese amigo simpático y bonachón que todos quieren tener para irse de farra, ya que siempre te dice lo que quieres oír, pero que nunca pondrías un negocio a medias con él.

Por otro lado, una vicepresidenta con un crédito político cada vez más mermado con dedicación exclusiva en labores de fontanería de un sistema que haces aguas por cada metro de cañería. Cualquier solución pasa por generar confianza y credibilidad, condiciones principales para la gestión de un sistema social con un mínimo de garantías de viabilidad. Y mucho me temo que estas dos condiciones son y serán ajenas a quienes obstinadamente se niegan a ver la realidad que le rodea. No creo que resulte catastrofista decir que en estos momentos todos nos jugamos mucho y qué o cambiamos mucho el paso o daremos tantas vueltas como coscorrones recibiremos. Y la manera más democrática de cambiar rumbos fallidos son las elecciones anticipadas.

Más temprano que tarde la gallina ciega acabará perdiendo la venda, pero si esperamos mucho nos dejará a una mayoría desplumados.

David Laguillo
David Laguillo (Torrelavega, 1975) es un periodista, escritor y fotógrafo español. Desde hace años ha publicado en medios de comunicación de ámbito nacional y local, tanto en publicaciones generalistas como especializadas. Como fotógrafo también ha ilustrado libros y artículos periodísticos. Más información en https://davidlaguillo.com/biografia/

Comments are closed.