La formación verde Ecologistas en Acción reprocha a Sniace las faltas graves detectadas por los inspectores

La formación verde Ecologistas en Acción reprocha a Sniace las faltas graves detectadas por los inspectores
La formación verde Ecologistas en Acción reprocha a Sniace las faltas graves detectadas por los inspectores

La formación Ecologistas en Acción (EA) ha reprochado a SNIACE que, aprovechando el Día Mundial del Medio Ambiente, a través de la Presidenta del Consejo de Administración del grupo SNIACE Gema Díaz, se promocionase ‘el compromiso de su grupo industrial con el Medio Ambiente’. Según EA, esto seguro ‘habrá dejado perplejo a muchos lectores, indiferente a casi nadie e indignados a otros y de forma particular aquellos vecinos de Ganzo y Duález conocedores y sufridores de una realidad bien distinta’, apunta la formación verde en un comunicado.

EA ha recordado la proximidad del juicio contra el anterior Consejo de Administración por un presunto delito ambiental, que junto con una condena firme en el año 2010 por el mismo delito suponen un ‘triste hito, sin precedente en la historia de Cantabria y posiblemente del Estado’, opina EA.

Los ecologistas acusan a Díaz de crear un relato que ofrece una ‘visión idílica de SNIACE como modelo de negocio, referente industrial y casi un líder moral en materia de sostenibilidad ambiental, que resulta tan irreal como inverosímil’.

Aunque EA reconoce que ‘hay cosas que han mejorado en los últimos años’, a lo largo del segundo semestre del año 2018 SNIACE (Viscocel) ha estado ‘superando ampliamente los límites legales de sus emisiones a la atmósfera a la vez que ha incumplido otras obligaciones básicas, motivo por el cual tiene abierto un procedimiento sancionador por tres faltas graves’ y además la Directiva Seveso, dirigida a prevenir accidentes industriales que pueden llegar a tener consecuencias graves, ‘sitúa a SNIACE en el nivel superior de riesgo, es decir, que sus efectos pueden tener consecuencias fuera del complejo industrial (a centenares o incluso miles de metros a su alrededor, según los casos)’, asegura EA.

“Por ello tiene que someterse a una inspección anual basada en 25 puntos clave de control; el resultado de la última inspección realizada en 2018 no superó ni uno solo de forma satisfactoria, acumulando 18 defectos graves y 7 defectos leves”, señala Ecologistas en Acción.