EconomíaEditorialEmpleo

La culpa al empedrado

{xtypo_dropcap}E{/xtypo_dropcap}l drama del centenar de trabajadores de Papelera de Besaya se acrecienta al ver cómo la clase política, principalmente el PP y el PSOE, se lanzan los trastos los unos a los otros echándose la culpa del cierre de la empresa.

Sobre estos trabajadores y su fábrica se cernió la fatalidad en forma de accidente que hizo caer el techo de la nave, por fortuna sin desgracias personales pero por desgracia con un seguro que tenía "letra pequeña", que nadie leyó en el anterior ejecutivo cántabro antes de firmar, y por lo tanto la firma aseguradora está consiguiendo escaquearse sin pagar. 

Pero lo peor estaba por llegar, en un Pleno del Ayuntamiento de Torrelavega donde salieron a la luz los reproches políticos, pese a conseguir aprobar por unanimidad una moción de apoyo a los trabajadores, reconfortante aunque de escaso valor práctico.

Mientras tanto, el nuevo ejecutivo popular de Ignacio Diego primero anuncia un cierre y después da marcha atrás. Después anuncia, sin detallar, que los trabajadores serían recolocados en empresas de la región.

Dentro de estas idas y venidas de declaraciones, no podemos olvidar que lo más importante es mantener los puestos de trabajo en esta comarca muy castigada por el desempleo, pero en el funesto caso de que la fábrica no pueda volver a funcionar, también sería deseable no prolongar la agonía de los empleados y buscar una salida válida para ellos lo más pronto posible.

Comments are closed.