Editorial

¿Qué oposición?

  • Y, en la calle, la tensión

Sorprendentemente, el PP gobierna la ciudad de forma muy cómoda, pese a tener una débil mayoría simple. Con el apoyo y la suave crítica del PSOE, Ildefonso Calderón está gobernando sin demasiado agobio. Se repite la situación de la anterior legislatura. 

La oposición, formada por PRC y ACPT, no tiene las matemáticas de su parte. La hipotética moción de censura lanzada como idea por el concejal de ACPT, Iván Martínez, no fue recibida con buenos ojos por el PSOE, actor clave necesario para ejecutar tal maniobra. Así las cosas, seguimos como siempre: presentando eventos lúdicos, ferias y eventos gastronómicos, mientras a espaldas de los políticos la ciudad se hunde en el paro y en el parón económico. En la pobreza, en definitiva.

En la calle, la tensión de la inseguridad y la pobreza está llamando a muchas puertas. Dentro del edificio consistorial, otro mundo, un mundo paralelo que solo choca con el mundo real cuando las protestas de los colectivos invaden los plenos. 

Sin una oposición de verdad, el rumbo de la ciudad se pierde en los estériles debates del otro mundo de la política. 

Comments are closed.