Mar de fondo | Manuel Haro Alcalde

¡Pobre Torrelavega!

El viejo refrán del circo y los enanos, es cada vez más aplicable a la situación laboral en Torrelavega. Las noticias no pueden ser más desoladoras y, lo que es peor, sin visos de mejorar. Al menos, a corto plazo.
Se nos llena la boca de hacer los deberes en cuanto a la reducción del déficit impuesto desde “arriba”, pero los resultados para tanto sufridor sin trabajo y en vías de aumentar la “sangría”, nos hacen pasar noches sin dormir pensando en tanta necesidad por la que atraviesan miles de familias abocadas a comedores sociales y otras ayudas caritativas. ¡¡Quién nos lo iba a decir!!.
Noticias cuyo contenido negativo parece condenado a la más triste confirmación si nos detenemos en los números. Los que siempre dicen la verdad.
Así, vemos que Sniace entró en números rojos en 2.012, al perder 21,6 millones de euros, debido a la caída de ventas estimada en un 11,2%, llegando a los 126,7, respecto a los 142 del año anterior. Todo, según la CNMV.
Pero da la sensación de que otra empresa de casa de toda la vida como es el Grupo “Armando Alvarez”, puede que empiece a poner sus “barbas a remojar”, tras la visita realizada por las autoridades al departamento de “Aspla”, cuya planta de biomasa tendrá problemas económicos por culpa del “tarifazo”. En éste aspecto, Álvarez hijo, actual Presidente del Grupo, dejó un titular para la reflexión:
“No vamos a poder ganar un duro en la vida con ésta planta, a no ser que esto cambie”. Veremos. Veremos, porque a su vez aseguró que la planta de Reocín intentarán abrirla cumpliendo todas las normas. Igualmente garantizó que la Empresa seguirá invirtiendo en Torrelavega, donde la continuidad está garantizada.
Hace días, el futuro de Solvay & Cíe. también parecía que se tambaleaba. Y aún no están demasiado lejos en el recuerdo los cierres de otras factorías cuya importancia, alimentaba un excelente nivel de vida que hoy Torrelavega añora. Asturiana de Cinz, S.A., “AZSA” (antes R.C.A. de Minas): Talleres “Obregón” y, por qué no, establecimientos, negocios y comercios florecientes hoy desaparecidos..
Pues esto es lo que hay. Y esto es lo que nos queda… de momento. Y si no damos un giro de 180º, ¡¡pobre Torrelavega!!.

Comments are closed.