Editorial

Gorostiaga debe irse

{xtypo_dropcap}D{/xtypo_dropcap}olores Gorostiaga ha sido vicepresidenta del gobierno de Cantabria en virtud de un pacto, no ha disfrutado de este cargo por votación popular, sino por ese mencionado pacto con los regionalistas. Un pacto que, durante 8 años, ha ‘esquivado’ que la presidencia de Cantabria la ocupara el ganador en todas las convocatorias electorales, Ignacio Diego.

Ahora, con la debacle socialista en mente, debemos apuntar también que el PSOE de Cantabria ha ido en caída libre desde que está bajo las riendas de Dolores Gorostiaga y su actual equipo de Bonifaz. Por lo tanto, lo más lógico sería que la actual responsable de los socialistas cántabros asuma esa responsabilidad por el hundimiento constante del partido, y dimita dejando paso a la otra corriente interna dentro del PSOE regional.
Los ciudadanos han hablado en las urnas y han dejado claro que, además de castigar ayer al PSOE regional por la crisis en España y por el inquilino de La Moncloa, en Cantabria ese hundimiento del PSC viene teniendo lugar desde hace mucho tiempo, coincidiendo con el mandato de Gorostiaga y su equipo. Si Gorostiaga no dimite y continúa llevando las riendas del PSOE en su descenso a los infiernos, la histórica formación socialista corre un serio peligro en Cantabria, porque necesita una profunda renovación.

Comments are closed.