"El Ombligo"Cultura

ESPERANDO LAS ELECCIONES DE 2007, COMO AGUA DE MAYO

¿Se ha tratado con generosidad y justicia a la segunda ciudad de la región durante estos 25 años? ¿Ha alcanzado Torrelavega y los torrelaveguenses los logros que se esperaban ante un gobierno más cercano? ¿Ha recibido los beneficios prestados a la Autonomía Regional en la misma medida que la apoyo? ¿Ha habido falta de compromiso, inhibición e incluso conformismo de las fuerzas políticas que representaban a Torrelavega y los que los torrelaveguenses otorgaban sus votos? A todas estas preguntas creo la respuesta es que sí, que a Torrelavega no se le ha dado lo que se merece y que en gran medida ha sido por la actitud pasiva y conformista de las fuerzas políticas, sociales, económicas y culturales de Torrelavega.

La historia y la pujanza que siempre tuvo Torrelavega se fundamenta en otros comportamientos más activos y reivindicativos por parte de los políticos que saliendo de Torrelavega apoyaban sin fisuras las peticiones que favorecían a la ciudad, en debates abiertos e intensos en la defensa de aquellos intereses que afectaban a la ciudad. La falta de debate y la dejación de las actuaciones en manos de los grupos políticos ha sido una de las causas, que a nuestro juicio han forzado la actual situación.

Parlamentarios que ganaron su escaño con votos de torrelaveguenses han votado en más de una ocasión en contra de proyectos imprescindibles para la segunda ciudad de la región.

 

Nunca en la historia de la autonomía ha habido más cargos públicos nacidos y relacionados con Torrelavega: Parlamentarios, Consejeros, Directores Regionales, todos con poder y cargos ejecutivos. ¿Qué han aportado a esta ciudad? Poco.

 

Como muestra un botón: El Palacio de Festivales de Santander (de mayor y por intereses aviesos de Cantabria) se tardó en realizar tres años y el dinero salió de las arcas del gobierno regional es decir de todos los cantabros (entienden ahora los intereses aviesos de cambio de nombre), el teatro de Torrelavega se tardó en su construcción doce y se pagó la mitad sólo con dinero de los impuestos de los torrelaveguenses.

 

¿Quién protegió los intereses de los torrelaveguenses?

Comments are closed.