Opinión / Firmas (Tribuna libre)

Empresa y nuevas tecnologías

Escrito por Juan Manuel Ruiz Gutiérrez

screenshot978.jpg

Ingeniero Informático y Secretario General de Juventudes Socialistas de Polanco

{xtypo_dropcap}T{/xtypo_dropcap}oda situación de crisis se convierte en una oportunidad. Las medidas que se implanten en estos tiempos serán las claves para asentar unas bases sólidas de futuro. Las nuevas tecnologías se erigen como una de estas claves, que en Cantabria debemos empezar a valorar con mayor fuerza, definiendo claras estrategias orientadas y desarrolladas por expertos tecnológicos, con ideas claras, frescas e innovadoras. Los políticos y quienes tienen la posibilidad de tomar decisiones, se deben rodear de la gente más competente que tenemos en el mercado, y no sólo de esos buitres que, más que sumar, restan. El claro ejemplo lo tenemos en Barack Obama que, lejos de tomar medidas sin tener claro el problema y mucho menos la solución, se ha rodeado de dos personas importantes en el mundo de las nuevas tecnologías, el CEO de Google y el máximo responsable de Investigación y Estrategia de Microsoft, para formar parte de su Consejo Asesor en Ciencia y Tecnología. 

Con el objetivo claro y conciso de reducir costes y aumentar la productividad de las empresas, debemos marcar estrategias como el Outsorcing, el máximo rendimiento de los Data Centers, etc., fomentado la figura del " Director Informático" dentro de nuestras empresas, sin importar el tamaño de la misma, porque es quien tendrá la ardua labor de aumentar la productividad de la empresa a través de la tecnología, cuya metodología estará basada en políticas de mejoras continuas (Business Improvement).

Podemos mejorar las relaciones con los clientes, mejorar la productividad de los departamentos por medio del teletrabajo o medios tecnológicos como pda’s, reducir el impacto medioambiental o mejorar la información de cara a la toma de decisiones de la empresa (Business Intelligence). En Cantabria, como en el resto de España, debemos y tenemos que cambiar nuestra cultura, y no pensar sólo en la informática como mera comparsa necesaria para nuestro trabajo diario, sino dotarla de flexibilidad, apoyándola e invirtiendo en ella. En nuestra región la mayoría de las empresas son pymes, donde históricamente han sido más reticentes a la hora de adoptar medidas relacionadas con las nuevas tecnologías, pero si éstas tienen un director financiero, un director de compras, un director de la cadena de suministro, ¿por qué no un director informático (IT – Information Technology)?.

Por lo tanto, tenemos un gran déficit de mentalidad innovadora, donde los estudios realizados plasman la falta de cultura en los mercados financieros españoles para la financiación de la innovación, la escasa colaboración de las empresas entre sí, y entre éstas y los centros de investigación, la escasa dedicación de recursos financieros y humanos para la innovación en las empresas, o la insuficiente orientación de la I+D+I de las universidades y de los centros públicos de investigación hacia las necesidades tecnológicas de la empresa. A Cantabria la debemos dotar de los mejores profesionales del sector, fomentar la creación de empresas TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación), gestionando y dirigiendo un mallado de empresas del sector creando un feedback necesario para evolucionar con una base sólida, apostando por la educación tanto en los colegios como en las universidades, además de crear programas o másteres específicos y de calidad para nuestros profesionales que mejoren sus habilidades y su proyección laboral, ya que tenemos una clara carencia en masters competitivos que estén en consonancia plena con las empresas punteras de Cantabria, como tienen Vizcaya, Barcelona o Madrid. Las empresas privadas de Cantabria deberían apostar por tener sus propios "Directores Informáticos", porque por mucho que se invierta en centros de investigación o centros tecnológicos, si las empresas no tienen expertos para cerrar el ciclo entre gobierno, universidades, centros de investigación, empresas públicas y la propia empresa privada, nunca aproximaremos y unificaremos lo suficiente los criterios y objetivos de la empresa privada a las instituciones públicas, y no se conocerán de primera mano sus necesidades.

Quien apuesta por las nuevas tecnologías apuesta por el futuro. Los profesionales de las nuevas tecnologías hemos recogido con agrado y esperanza la gran noticia sobre la apuesta del Banco Santander, que creará un Centro de Proceso de Datos en Marina de Cudeyo. Muchos vaticinan que estos grandes Búnkeres serán los lugares donde se gestará la "nueva guerra fría 2.0", como así lo ponen de manifiesto los miles de ataques que se producen a diario sobre las computadoras gubernamentales o de instituciones públicas. La seguridad, acompañada de nuevas leyes que mejoren nuestra legislación, se afianza como una de las grandes inversiones de la nueva era, ya que en estos búnkeres o "peceras" se encuentran nuestros datos personales, nuestros datos bancarios, nuestras imágenes o videos que hemos subido a facebook o tuenti, conversaciones mantenidas en diferentes chats, nuestros correos electrónicos, etc. pensando que hoy todo pasa por la red de redes, Internet: empresas, gobiernos, universidades, centros de alto rendimiento, redes sociales, etc. Por lo tanto, quien no tenga cultura "cibernética" no podrá definir ni planificar un plan estratégico completo para su empresa. Las inversiones TIC son muy altas, pero en España sólo se está invirtiendo en infraestructuras informáticas el 1,4 por ciento del presupuesto de la empresa, muy por debajo de países como Suiza o Alemania.

Es imprescindible que las empresas, de la mano de las instituciones públicas y gobierno, gesten un plan común con directrices únicas, utilizando cada vez más las energías limpias, usando la energía de las olas para producir la energía necesaria para alimentar y refrigerar las denominas "peceras", por lo cual se tiende a construirlas cerca del mar. El análisis sería que las empresas están en pleno cambio de reciclaje, donde las viejas recetas no sirven para las actuales situaciones y mucho menos para las futuras, porque entra en liza el "Networking", donde se crean nuevos puestos de trabajo en función de la nueva realidad virtual basándose en las nuevas tecnologías, y menos en la fuerza bruta, pensando que es la era de la "sociedad de la información". Es importante tener confianza en uno mismo, adquiriendo un espíritu renovador e innovador, fomentando la creación, premiando al que quiere desarrollarse y arriesgarse, apoyándole y financiándole, y no quitándole la colchoneta si tiene un traspié, porque si cae al vacío caemos todos, porque son quienes nos abren el camino hacia el futuro, un futuro más competitivo y prometedor.

España y Europa, Europa y España deben ser pioneras en este ámbito, y no sólo comparsas de un mundo globalizado. Pensad que hasta el nuevo presidente de EEUU ha creado un nuevo cargo en la Casa Blanca que coordina las estrategias de defensa y los ataques cibernéticos. La retórica sería "apuesta por tú propio Director IT".

Comments are closed.