EconomíaEmpleo

El sindicato USO muestra su preocupación por la situación de la empresa Haulotte y los despidos de trabajadores

El sindicato Unión Sindical Obrera (USO) ha remitido un comunicado en el que muestra "su preocupación" por la actual situación laboral existente en la planta que la empresa francesa de maquinaria Haulotte tiene en la localidad Puente San Miguel (Reocín). Esta planta fue inaugurada en 2007, y hasta la fecha venía empleando a más de un centenar de trabajadores, además de existir la promesa, manifestada por el Gobierno Cántabro, de que crearía más de 600 puestos de trabajo directos y 1.000 indirectos.

Durante las últimas semanas, según USO, la dirección "está procediendo a despedir a trabajadores indefinidos con una antigüedad de 2 años, contando éstos con formación en la propia empresa matriz en Francia", afirmaron. También, a estos despidos se suman más de una decena de eventuales. El comité de empresa, formado por UGT, USO y CC.OO., ha venido reclamando a la dirección de la planta "información y negociación ante la reducción de plantilla" que se está llevando a cabo.

La dirección, por su parte, "ignora al comité y actúa creando una situación de deterioro en las relaciones laborales muy tensas", que, de continuar, "puede desembocar en un grave conflicto laboral". En este escenario, el comité de empresa "va a convocar a todos los trabajadores a una asamblea el próximo martes a las 17.45 horas donde se decidirá las medidas a tomar", avanzan.

Esta empresa ha contado con apoyo económico del Gobierno Cántabro para su implantación en el Parque Empresarial Besaya, donde se ha realizado una inversión que ascendió a más de 20 millones de euros. El sindicato USO "exigirá al Gobierno de Cantabria la fiscalización de las subvenciones dadas a este grupo empresarial francés además de garantías de empleo consolidado y permanencia de Haulotte en Cantabria", finaliza el comunicado.

Comments are closed.