Otras noticias

El Patronato de Altamira apoya la reapertura limitada de la cueva y nombra un grupo de trabajo que determinará las condiciones para garantizar su sostenibilidad

Altamira abrirá de nuevo sus puertas de forma limitada para garantizar su sostenibilidad, tras permanecer ocho años cerrada al público. Así lo ha acordado esta mañana por unanimidad el Patronato de la cueva en su reunión constitutiva, celebrada bajo la presidencia del Presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, y la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, en la sede del Museo Nacional y Centro de Investigación en Santillana del Mar.

El Patronato ha nombrado un grupo de trabajo que, a partir del informe presentado por el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) sobre el estado de la cavidad, determinará las condiciones de acceso restringido sin poner en peligro la conservación de las pinturas.

Revilla ha expresado su alegría por esta noticia y, más allá del cuánto y del cómo, ha priorizado que la cueva se abra "con todos los requisitos y garantías para un bien excepcional que tenemos que mimar y cuidar".

El Presidente ha valorado la decisión del Patronato de permitir "una accesibilidad mínima" a la cueva y ha instado al grupo de expertos a presentar "con celeridad" sus conclusiones. Asimismo, ha agradecido el compromiso del Ministerio de Cultura para mantener el próximo año la inversión en Altamira, que está muy por encima de la recaudación del Museo (3 millones de euros frente a 300.000).

Obama

Además, ha reiterado su intención de enviar una carta, que ya tiene redactada en inglés, al presidente de Estados Unidos, Barak Obama, para que sea el primer visitante de Altamira tras su reapertura, una vez conocido su interés por visitar la "capilla sextina del arte rupestre".

"Sería de una importancia enorme para Cantabria y Santillana del Mar", ha dicho el Presidente, quien ha explicado que en el pasado ha tenido que rechazar la visita de otros grandes mandatarios por la imposibilidad de acceder a la cueva.

Grupo de trabajo

El grupo de trabajo cuya creación se ha acordado hoy estará integrado por miembros de la Comisión Permanente del Patronato y se reunirá por primera vez el 11 de junio, con el objetivo de presentar ante el Pleno, antes de finales de año, una propuesta sobre el régimen de visitas condicionadas.

La ministra de Cultura ha explicado que su tarea será "definir junto al CSIC el procedimiento y establecer el programa futuro de visitas dentro de unos parámetros microambientales que nunca se deberán sobrepasar y que serán revisados periódicamente para garantizar la conservación integral de la cueva".

Asimismo, los expertos determinarán la instrumentalización y monitorización necesaria para el seguimiento de la afectación de las visitas y fijarán un régimen de acceso que permita establecer la relación entre el tráfico de entrada a la cueva y las variables que inciden en su proceso de deterioro.

El grupo estará integrado por la Comisión Permanente, asumiendo la Presidencia y la Secretaria conjunta la directora general de Bellas Artes, Mª Ángeles Albert, y el director general de Cultura de Cantabria, Justo Barreda, respectivamente. También formarán parte del primero el director de las Cuevas Prehistóricas de la región, Marcos García, y sendos representantes de la Fundación Botín y la Universidad de Cantabria.

Comments are closed.