Otras noticias

El Balonmano Torrelavega sigue batiendo récords

Primero pulverizó el fantasma de los partidos lejos de Torrelavega. Luego pasó por encima del mito de las dos victorias consecutiva. Después vino la mejor primera vuelta de su historia y ahora ha derribado otra leyenda negra. 10 años más tarde, el Balonmano Torrelavega ha conseguido ganar en Artaleku. Y ganar en ese pabellón legendario, en dónde los árbitros casi nunca están a la altura y el rival aprieta de lo lindo no está al alcance de cualquiera.
Pero este equipo es diferente y lo está demostrando partido a partido. En Irún ha tenido que adaptarse a un encuentro que no se ajustó al guión previsto. Se esperaba un choque con defensas duras y pocos goles. Y ha sido lo contrario. Sí que ha sido un choque rudo pero el marcador, 33 – 35, refleja un encuentro marcado por los ataques y no por las defensas. En ese sentido, Joaquín Marcos, con 10 tanto, y Ángel Fernández, con 7, lideraron la ofensiva cántabra.
Además de actitud ante la portería contraria, este Balonmano Torrelavega también supo sobreponerse a los elementos. Primero a las bajas de Javi Peña y “Sumi” González. Luego a una pareja de árbitros muy poco equitativa. Los encargados de aplicar el reglamento no fueron excesivamente imparciales pero no pudieron con el carácter de este equipo. Hasta ocho veces se quedaron los cántabros en inferioridad. El Bidasoa, solo tres.
El choque discurrió con ventajas visitantes casi todo el rato. Dos, tres goles que no acababan de dar tranquilidad ni de romper el choque. El Bidasoa no se rindió nunca. Sin embargo, el Balonmano Torrelavega entró en los últimos cinco minutos con cuatro goles de renta. Una ventaja que, para un equipo sobrado de experiencia, es más que media victoria.
Y así llegó el esperado arreón de los locales y la templanza y firmeza de los visitantes. Y llegaron las urgencias pero nunca aparecieron los nervios. Y así, aunque el Bidasoa llegó a ponerse a dos, la victoria nunca corrió peligro.
Al final, 33 – 35 en un partido que puede marcar un antes y un después en el devenir de la temporada. El Balonmano Torrelavega va muy en serio y este tipo de victorias no hacen más que corroborar las intenciones de un equipo que sueña con pelear por el ascenso.

Comments are closed.