Editorial

EDITORIAL-. Unas fiestas a medio gas

Cartel de las Fiestas de la Virgen Grande 2021, sobre el que también, un año más, pesan acusaciones de estar hecho con una plantilla disponible en Internet

Las Fiestas de la Virgen Grande de Torrelavega siempre se caracterizaron por su espíritu popular y por la gratuidad de la mayoría de las propuestas del programa.

La pandemia de COVID-19 lo ha destrozado todo, y ese destrozo también ha llegado a las populares fiestas de la Patrona, que este año tendrán una edición muy descafeinada en la que se podría perder su espíritu popular.

Es evidente que las lógicas medidas sanitarias por COVID-19 impiden la celebración de eventos multitudinarios como la Gala Floral y muchos otros momentos clásicos del programa festivo, pero eso no justifica el riesgo de perder el espíritu popular de unas fiestas que en esta edición tendrán demasiados eventos de pago.

El programa

De entrada, el programa de las fiestas solo es accesible a través de una página web (www.torrelavegaenfiestas.es) una web tan mediocre que impide la descarga del programa completo, no facilita compartir eventos, y otros elementos clave de la comunicación telemática moderna, como la usabilidad y una buena experiencia del usuario (UX), brillan por su ausencia.

Por error se distribuyó días atrás un programa incompleto en el clásico formato PDF, que era mucho mejor, años luz, que la web presentada ayer. Miles de personas, cada año, se descargan el programa en sus teléfonos o en sus ordenadores y lo van consultando y compartiendo sin necesidad de acceso a internet, para poder organizar sus visitas a los distintos eventos.

De pago

Más allá de la tristemente habitual polémica del cartel hecho con plantillas o plagiado, el gran problema de fondo que subyace en esta propuesta festiva es que un buen número de los eventos son de pago, lo que induce a perder el espíritu popular de las fiestas: Gorgorito vale 1 euro, una orquesta infantil vale 5 euros, y así suma y sigue, para poner los clavos en el ataúd del espíritu de unas fiestas que siempre habían sido populares y se habían caracterizado por la gratuidad de la práctica totalidad de los eventos.

La necesidad de controlar aforos por la pandemia de COVID no parece justificación suficiente para el cobro, ya que se pueden proponer entradas previas gratuitas como así se ha hecho en multitud de ocasiones durante esta pandemia.

Una ayuda a los sectores afectados

Es genial que desde el Ayuntamiento de Torrelavega se quiera ayudar al sector de las ferias, la cultura y los eventos, por la multitud de empleos directos e indirectos que generan.

Ese parece ser el impulso central de la propuesta festiva del año 2021: ayudar a uno de los sectores que más ha sufrido durante la pandemia. Pero, para ayudar al sector, quizás no hubiera sido necesario dañar el espíritu popular de las Fiestas de la Virgen Grande, que siempre se ha caracterizado por la gratuidad de la mayoría de las propuestas.

Pese a todo, esperamos que las fiestas sean tan buenas como permitan tanto las condiciones de seguridad como las limitadas propuestas programáticas y, como siempre: ¡Viva la Virgen Grande! ¡Viva Torrelavega!.

Comments are closed.