EDITORIAL-. El debate recurrente de la OLA

Aparcar en Torrelavega, misión imposible
Aparcar en Torrelavega, misión imposible

No es la primera vez ni, por desgracia, será la última vez que desde este periódico digital tenemos que llamar la atención sobre el endémico problema del aparcamiento en Torrelavega. Esta vez, con el regreso del debate recurrente sobre la Ordenanza Limitadora de Aparcamiento (OLA).

La propuesta de una OLA gratuita es algo que ya, por fin, debe tratarse con valentía. Lejos queda ya, también por desgracia, la propuesta de un aparcamiento en altura en La Carmencita, dado que no existe más constancia de que esa idea haya avanzado más.

Ahora, en plena época navideña, se hace más y más palpable la carencia de plazas de aparcamiento gratuitas en Torrelavega. Luego nos dirán que vengamos a comprar en el comercio local, pero es francamente difícil competir con la gratuidad y la facilidad de aparcamiento que proporcionan todas las superficies comerciales, frente al estrés, incomodidad, colas y cabreos que los conductores tienen que aguantar si quieren aparcar en la ciudad. La OLA gratuita, quizás, es la solución a corto plazo más inteligente mientras se buscan otras soluciones de mayor calado.