Donar para ganar: maratón de donación de sangre en el colegio Sagrados Corazones de Torrelavega

 

Donar para ganar: maratón de donación de sangre en el colegio Sagrados Corazones de Torrelavega
Donar para ganar: maratón de donación de sangre en el colegio Sagrados Corazones de Torrelavega

Los alumnos de 3º ESO del colegio Sagrados Corazones de Torrelavega organizaron el
pasado 9 de mayo una maratón de donación de sangre a través de un proyecto de aprendizaje
y servicio, metodología que pretende vincular el aprendizaje a una experiencia de servicio a la
comunidad. Por este motivo, la unidad móvil del Banco de Sangre y de la Hermandad de
Donantes de Sangre de Cantabria se desplazó hasta el centro torrelaveguense para culminar
esta campaña, que los alumnos llevaban organizando durante más de tres meses.
Este proyecto de aprendizaje y servicio responde a un cambio metodológico que el colegio
Sagrados Corazones de Torrelavega lleva implantando durante los últimos cinco años. “No
podemos enseñar a alumnos del S. XXI con metodologías del siglo pasado”, señala Almudena
Pajares, directora titular del colegio. “Estos proyectos consiguen que los alumnos no sólo
construyan aprendizajes significativos, sino que ellos se den cuenta de que gracias a esos
aprendizajes pueden mejorar su entorno y la sociedad, convirtiéndose, ya a sus 14 años, en
ciudadanos comprometidos”, explica Pajares. En este sentido, los proyectos de aprendizaje y
servicio son un paso más en la innovación del centro, que ya centra su metodología en el
aprendizaje cooperativo y el aprendizaje basado en proyectos interdisciplinares, entre otros
métodos.

“Donar para ganar”

En el caso de la maratón de donación de sangre, denominada “Donar para ganar”, los
estudiantes de 3º ESO fueron quienes se ayudaron de las diferentes asignaturas para adquirir
los conocimientos necesarios para desarrollarla.
De esta manera, el aprendizaje para llevar a cabo la campaña se centró en la asignatura de
Biología, área en la que los estudiantes trabajaron el sistema circulatorio, así como estilos de
vida saludable; en Educación Plástica y Visual, se encargaron de la creación de carteles y
trípticos; en Religión, trabajaron la concienciación sobre la donación de sangre y la idea de
convertir la donación en un hábito individual y colectivo para construir una sociedad más
solidaria; en Lengua y Literatura, los alumnos redactaron una carta informativa a las familias
del centro y realizaron exposiciones orales para concienciar sobre la importancia de la
donación; y, por último, en Tutoría, coordinaron todas las actividades anteriores. Además, una
vez finalizada la campaña, los alumnos realizaron en Matemáticas un análisis estadístico
basado en los datos que ellos mismos recogieron el día de la maratón de donaciones.

Éxito de la campaña: nuevo récord regional

El día de la maratón se desarrolló con gran ilusión por parte de los alumnos, quienes se
dividieron en diferentes comisiones para realizar las diversas tareas que se necesitaban: recibir
a los donantes, realizar las encuestas, atender a los medios de comunicación, fotografíar el
evento, animar con música… Se trataba del momento cumbre al trabajo realizado durante los
meses pasados. Un esfuerzo que se tradujo en el éxito de su campaña.
Un total de 128 personas donaron sangre durante la jornada, consiguiendo batir nuestro propio
récord de donaciones del año anterior, instaurando así un nuevo récord regional que la unidad
del Banco de Sangre y la Hermandad de Donantes tenía en Cantabria. Aunque para el equipo
docente, las cifras no lo son todo. “No nos podemos quedar únicamente con un número, sino
con todo el trabajo que han realizado en las diferentes asignaturas y el aprendizaje que ellos se
llevan”, afirma Marta Gutiérrez, directora de secundaria del centro. “Muchos de ellos ahora
afirman orgullosos que serán donantes cuando cumplan la mayoría de edad, y eso es
precisamente lo que pretendemos con esta metodología: aprender para formar ciudadanos que
sean capaces de aportar un beneficio a nuestra sociedad”.
Esta satisfacción por el esfuerzo y trabajo realizado también lo demuestran los alumnos de 3º
ESO. Diego Rojo afirma que antes de realizar esta campaña no conocía mucho sobre la
importancia de donar sangre y que “cuando cumpla los 18, comenzaré a donar siempre que
pueda”. Por su parte, Marta Candanedo agradece a todas las personas que se acercaron a
donar y les invita a “convertir en hábito la donación de sangre, tal y como haremos nosotros
cuando seamos más mayores”. “Gracias a este proyecto, nos hemos hecho más conscientes
de la necesidad que existe en los hospitales y cómo podemos aportar nuestro granito de arena
para salvar vidas”, sentencia Luis Revuelta.

Más aprendizaje, más servicio

Este no es el primer proyecto de aprendizaje y servicio que se lleva a cabo en el colegio
Sagrados Corazones de Torrelavega durante el presente curso. Los alumnos de 1º ESO
desarrollaron una campaña de recogida de alimentos en Navidad, denominada “Dona un
alimento y tu corazón estará contento”, gracias a la cual se consiguieron más de 2.000 kilos
para las familias más desfavorecidas del barrio Sierrapando. Por su parte, los alumnos de 2º
ESO trabajaron junto con la Asociación Amica para romper estereotipos y superar barreras a
través de sus huertos escolares. Y, por último, los alumnos de 4º ESO se encuentran
actualmente inmersos en la organización de una gran Fiesta Solidaria, que tendrá lugar el 1 de
junio, en beneficio de los proyectos que la Fundación Aymer lleva a cabo en la India.