Desmantelada la antigua gasolinera de Requejada

Polanco, 11/enero/2019.- La empresa Repsol, propietaria de la gasolinera de Requejada, ha procedido a ejecutar las obras de desmantelamiento de esta instalación cerrada y sin actividad desde hace varios años, obras que han incluido el sellado y retirada de un depósito de 20.000 litros de capacidad, de los antiguos postes surtidores, de la caseta y de los rótulos anunciadores.

La gasolinera estaba situada junto a la travesía de la antigua carretera nacional N-634 a escasos metros de unas viviendas, y su desmantelamiento permite al Ayuntamiento de Polanco mejorar el entorno con la futura construcción de una zona pública dotada con mobiliario urbano.

La alcaldesa de Polanco, Rosa Díaz Fernández, tras asistir al desarrollo de las obras, ha explicado que la retirada de la estación de servicio se produce tras varios meses de tramitaciones administrativas ante la Consejería de Medio Ambiente, debido a la naturaleza de la instalación y a la necesidad de asegurar que no se producía ningún tipo de contaminación durante las operaciones de desmantelamiento.

 

Según ha detallado, los trabajos se han ejecutado con normalidad y de forma rápida, ya que tras la retirada de los elementos de la antigua gasolinera se ha procedido al relleno del hueco dejado por el depósito de gran capacidad que se encontraba enterrado. Tras ello, se procederá al asfaltado de la zona.

Rosa Díaz Fernández ha destacado la satisfacción municipal por la ejecución de estos trabajos que vienen a dar respuesta a una antigua demanda de los vecinos de la zona, en especial desde que hace años fue cerrado el surtidor de combustible y se puso en servicio otra gasolinera en el entorno.

En este sentido, ha resaltado que la retirada del antiguo surtidor permite culminar el proyecto de reurbanización del barrio de Las Viñas, en Requejada, que ha permitido mejorar todo el entorno con asfaltado de las calles interiores y la reforma del parque infantil situada en el centro de la urbanización, que donde se ha procedido al cambio del suelo por otro de mayor seguridad para los niños.