Portada

Cientos de personas apoyan las protestas de la hostelería en Torrelavega

Más de trescientas personas se han sumado a la concentración frente al Ayuntamiento de Torrelavega, promovida desde la Asociación Empresarial de Hostelería 39300.

El colectivo de hostelería y ocio nocturno ha contado con el apoyo de la Asociación de Hostelería de Cantabria, COMVEGA y Asociación de Comerciantes de Nueva Ciudad, ante la ‘dramática’ aplicación de medidas restrictivas a la hostelería y la ‘falta de ayudas’, que va a conllevar ‘el cierre de multitud de establecimientos del sector con la consiguiente degradación para el tejido económico de la ciudad’

Desde los convocantes de la protesta calculan que un 50% de los locales no pueden abrir al no tener terraza, ya que la normativa que entra en vigor el sábado prohíbe la estancia en el interior de los establecimientos hosteleros.

“Reivindicamos que nuestro sector, teniendo una tasa de contagio muy inferior a la de otros sectores, se le han aplicado unas restricciones muy superiores siendo especialmente agravante el hecho de la hostelería nocturna, que sin contagios, primero se restringió dramáticamente su horario y después se procedió a su cierre obligado”, señala el colectivo.

El presidente de la Asociación de Hostelería de Cantabria Ángel Cuevas ha señalado que lo de la terraza “es de risa, da igual que la tengas si no hay negocio, estamos en invierno y no apetece estar, es la ruina total para todo el sector”.

“Queremos ayudas reales y directas, lo de los 500 euros es un cachondeo, que busquen el dinero de donde quieran, pero que nos rescaten”, añade Cuevas.

“Somos negocios responsables que al inicio de la pandemia y sin imposición alguna decidimos cerrar para evitar la propagación del contagio, abriendo los establecimientos con unas medidas higiénicas que supusieron un gasto importante y que se implantaron sin obligación por parte de la administración, simplemente por la responsabilidad que asumimos hacia nuestro personal y clientes”, explican.

‘Queremos hacer notar que ahora se produce una nueva imposición de restricciones que aboca a que muchos establecimientos no puedan abrir dado que no disponen de espacio para instalar una terraza, y los que disponen de la misma trabajarán para reducir perdidas, y sin ayudas que puedan permitirnos resistir la situación, mientras quienes deciden que no podamos ganarnos el sueldo con un trabajo digno, lo cual es un derecho constitucional, lo hacen a sabiendas de tener el suyo asegurado’, añaden los hosteleros.

El objetivo de la protesta es conseguir es que se implanten medidas para que puedan trabajar, contribuyendo a la economía de la ciudad y al control de la pandemia ‘dado que nuestros establecimientos reúnen medidas sanitarias y de control mayores que otros ámbitos declarados seguros como la educación’; la articulación de un programa de ayudas suficiente para afrontar los costes de las pérdidas generadas por el cierre y restricciones aplicadas a los establecimientos, y que se apliquen unas restricciones acordes al riesgo de contagio ‘que está constatado es uno de los más bajos de la actividad económica de la región’.

Comments are closed.