Otras noticias

CC OO teme que el gobierno ‘se esté replanteando’ su compromiso de avalar la planta de bioetanol de Sniace

  • Según CC OO, el nuevo gobierno de Cantabria podría estar replanteándose el aval de 60 millones de euros

CC OO de Cantabria ha pedido hoy a Sniace explicaciones sobre el proyecto de la planta de bioetanol, una instalación sobre la que el sindicato ha asegurado “no saber nada” desde que la empresa anunciara el pasado mes de junio “que había obtenido el crédito de 60 millones de euros solicitado al Banco Europeo de Inversiones (BEI) para su construcción”.

Así lo ha asegurado hoy en un comunicado el responsable de la sección sindical de CC OO en Sniace, Luis Corrales, para quien “detrás de este silencio tan prolongado” podría estar la decisión del nuevo Gobierno de Cantabria “de replantearse la concesión, a través del Instituto Cantabro de Finanzas (ICAF), del aval necesario para que Sniace obtenga este crédito del BEI, que supone la mitad de los 120 millones de euros en los que la compañía química había cifrado la inversión”.

Por ello, Corrales ha pedido a los nuevos responsables de la Consejería de Hacienda, “a quienes corresponde la tramitación de este aval, que ofrezcan “lo antes posible” una respuesta “positiva” a la construcción de esta planta.

“Parece ser que decisión última de avalar este crédito está pendiente de un estudio de mercado que actualmente está llevando a cabo Sodercan. Confiemos en que los resultados de este trabajo no difieran de los que seguramente hizo en su momento el BEI para conceder el dinero”, ha enfatizado.

En este sentido, el representante de CC OO ha subrayado la importancia de este proyecto, que ha tildado de “vital para el futuro industrial y laboral de Sniace, pero también “para revitalizar la depauperada situación laboral de la comarca del Besaya”.

Según informó en su momento la propia empresa, la construcción de esta planta de bioetanol, que se levantaría dentro del recinto fabril de Torrelavega,emplearía a unos 1.100 trabajadores a lo largo de los dos años que se estima durarían los trabajos, y crearía, una vez entrara en funcionamiento, un centenar de puestos de trabajo estables.

La nueva instalación tendría capacidad para poner en el mercado alrededor de 100.000 toneladas anuales de combustible ecológico (126 millones de litros) y otras 114.000 toneladas de DDGS (Granos Destilados Secados con Solubles), un componente proteico para la alimentación animal utilizado en la fabricación de piensos por su alto contenido de grasa y fósforo.

Comments are closed.