CulturaOpinión / Firmas (Tribuna libre)

Cardín

Por Manuel Haro Alcalde

{xtypo_dropcap}D{/xtypo_dropcap}ecir CARDIN en Torrelavega, es abrirse muchas puertas. La primera y más grande, la de la amistad. Hombre noble, sano, siempre dispuesto a todo aquello que tenga que ver con la simpatía y el buén humor.

Entrado en algunos añucos, aunque no lo parezca, no escatima tiempo para estar con los suyos y con los que lo quieran ser. De un lado y de otro. De arriba y de abajo. Torrelaveguense de pró (bueno, de Campuzano), no en vano presidió la Coral en dos etapas. ¡Ahí es nada!.

Tienda con carro y caballo perdidos en la contienda, le dieron ideas para montar su propio negocio de transportes. Después, locales, cafetería, regalos… sucumbió al mundo de la política en el Partido Popular.

Pero uno de sus logros más notables fué la fundación del Club de los Ricardos, junto a otro ilusrtre “torrelaveguense” (éste de adopción), Ricardo Bueno que cada año congrega a todos los que se quieran adherir bajo éste nombre, de entre los que destacó siempre la figura del cocinero del Rey.

Sin embargo, mí “tocayo” Manolo Bartolomé aprovechó la felíz circunstancia de homenajear a CARDIN, coincidiendo con la presentación del libro “El Principado”, nombre de la magnífica bodega por la que han desfilado los más ilustres personajes y “lo más granado de la sociedad” torrelaveguense, para genaral regocijo de quienes tuvimos la fortuna de disfrutarla alguna vez.

¡Enorabuenna CARDIN, por disfrutar entre todos los que te admiramos… qué coño (perdón), los que te queremos, éste día en el Instituto para que le añadas al rosario de jornadas felices que has vivido y que te quedan por vivir!.

Comments are closed.