Opinión / Firmas (Tribuna libre)

Bicicletas y civismo

Escrito por David Laguillo

{xtypo_dropcap}N{/xtypo_dropcap}o es baladí la situación creada tras los manifiestos actos de incivismo por parte de algunos ciudadanos en relación al préstamo municipal gratuito de bicicletas. La encomiable iniciativa, entre el gobierno de Cantabria y el Ayuntamiento de Torrelavega, se ha dado de bruces con uno de los grandes males de la sociedad actual: la falta de educación cívica ciudadana. Al menos, de una parte de los ciudadanos.

Da mucha lástima ver cómo, en términos generales, se abusa de todos los servicios gratuitos, en la línea de esa tradición tan ibérica de abusar de todo lo que es gratis y acaparar y explotar hasta el máximo todo lo ofertado de modo gratuito, bien sea por parte de las instituciones públicas, entidades sociales, o empresas privadas.

Si quizá pueda achacarse cierta falta de control a la implantación del servicio de préstamo gratuito de bicicletas, no es menos cierto que el incivismo, como fuente de todo este tipo de problemas, va más allá del control o no por parte de las instituciones públicas. Dentro de esta misma línea argumental, además de para impedir el robo o deterioro de las bicicletas, ¿debería el Ayuntamiento poner un policía vigilando a cada ciudadano para que no se rompan los bancos en los parques y avenidas, para que no se hagan pintadas en las esculturas, o para que no se rompan las papeleras?

No creo que una sociedad adulta necesite tutelaje constante a cada ciudadano por parte de los agentes de la Policía, pero sí necesita más educación en temas tan básicos como el respeto a la propiedad privada y pública, y aprendizaje de normas sencillas de “saber estar”, algo que ayude a estos “seres”, quienes han roto o robado las bicicletas, a comportarse más como una persona civilizada en lugar de como un jabalí salvaje suelto por los bosques.

Comments are closed.