Altamira, el arte prehistórico y sus influencias en el arte actual, en los cursos de la UIMP

Altamira, el arte prehistórico y sus influencias en el arte actual, en los cursos de la UIMP
Altamira, el arte prehistórico y sus influencias en el arte actual, en los cursos de la UIMP

Ponencias, mesas redondas con la participación de artistas contemporáneos y una visita al Museo Nacional y Centro de Investigación de Altamira y al Centro Botín de Santander completarán el programa del curso “Esencia y forma: las raíces del arte actual en el arte prehistórico”, organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo bajo la dirección de Pilar Fatás, directora del Museo de Altamira y María José Salazar, conservadora de Arte Contemporáneo y comisaria de exposiciones.

26-julio-2019.- El curso, que se desarrollará del 29 de julio al 2 de agosto, pretende, según sus directoras, “buscar, analizar las influencias, los puntos de conexión, las consecuencias en el conjunto de la sociedad de aquel Primer Arte de la Humanidad”.

Desde el descubrimiento de la cueva de Altamira (1879), el artista ligado a los ismos y vanguardias de comienzos del siglo XX vuelve su mirada al pasado, hacia aquellos creadores anónimos que fueron capaces de realizar obras de arte bajo una genuina libertad formal que tanto habría de entusiasmar a sus “colegas” contemporáneos. Así lo vieron los maestros de las vanguardias que, rechazando el academicismo imperante de la época, encuentran en el arte prehistórico, en las creaciones paleolíticas y en las máscaras africanas su auténtica inspiración.

El acento y temática de este curso es especialmente reseñable para el Museo de Altamira que ha buscado en sus últimas exposiciones la complicidad de artistas contemporáneos con el objetivo de entablar un diálogo entre el primer arte y la creación artística del presente. Artistas como Teresa Correa y Arancha Goyeneche, ponentes en este curso, Andrea Juan, Miguel Ángel Blanco y Juan Zamora, entre otros, han mostrado en los últimos años sus creaciones en Altamira.

Artistas, como la propia Teresa Correa (artista visual), Arancha Goyeneche (artista plástica), José Luis Mazarío (pintor) o Juan Martínez Moro; Instituciones como el Museo Picasso de Barcelona, Succesió Miró, el Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria (MUPAC) o el Instituto Internacional de Investigaciones Prehistóricas de Cantabria (IIIPC); arqueólogos y museólogos como Roberto Ontañón o Pilar Fatás; y críticos de arte como Juan Manuel Bonet, el que fuera director del IVAM, del Museo Nacional y Centro de Arte Reina Sofía y del Instituto Cervantes, entablarán un diálogo con los participantes para encontrar esos nexos que han unido la Prehistoria con la historia más reciente a través de la maestría de su arte.

Porque el artista contemporáneo, más allá del aspecto estético, ve en las figuras paleolíticas “la aureola de misterio en torno a su anónimo creador, una base trascedente, espiritual incluso, pero apegada a su propio mundo, a su realidad, que se traduce en formas esquematizadas que trasciende la propia imagen abstracta”.

El miércoles, 31 de julio, los participantes visitarán el Museo de Altamira, donde su directora, Pilar Fatás, impartirá la conferencia “Esencia y forma: inspirados en Altamira”. Por la tarde, en el Centro Botín, visitarán la exposición temporal “El grito silencioso. Millares sobre papel”, de la que María José Salazar es comisaria.

Un curso, “Esencia y forma: las raíces del arte actual en el arte prehistórico”, que presenta el atractivo de mostrar, a través de la contemporaneidad, el Primer arte, el arte rupestre como origen de todo, y donde seguro se recordará la famosa frase de Miró “el arte está en decadencia desde la edad de las cavernas”.